“Perhaps it is our imperfections that makes us so perfect for one another”…

Esta es una de las muchas notables citas escritas por Jane Austen en su libro Emma, y que refleja mucho más que una confesión hasta ese momento oculta en gran parte del libro. Es una declaración de admiración, de compañerismo, de entendimiento, y por sobre todo, de un amor lírico, espiritual, casi irreal…

Porque es Mr. Knightley, un hombre que supera las barreras de lo convencional y se nos presenta como un verdadero héroe en la vida de Emma. Caballero, juicioso, perspicaz, y poseedor de tantas virtudes que uno quisiera decir basta! Siempre dispuesto a guiar el camino de nuestra protagonista, y vaya qué méritos hace Emma para malentender y tal vez disfrazar tanto los hechos como los sentimientos de los demás. Lo vemos por ejemplo en su regocijo en atribuirse el matrimonio de su muy querida Miss Taylor, demostrando sus excelentes habilidades de casamentera, a su propio juicio obviamente. El desafío se hace mayor al querer casar a su amiga Harriet Smith, una joven sin recursos y con pocas oportunidades de obtener un buen matrimonio, a quien intenta unir a Mr. Elton fallidamente. En estos y muchos otros hechos, queda de manifiesto la sensatez y el buen juicio de Mr. Knightley, quien es el único capaz de aconsejar a Emma con la dureza de la realidad que se presenta, pero a su vez con la ternura que solo un buen amigo podría dar.

Es Mr. Knightley quien soporta sus arrebatos y sus niñerías, quien se muestra complaciente a pesar de sus defectos. Quien la apoya aun cuando sus esperanzas parecen desvanecerse cuando llega a la vida de Emma el llamativo Frank Churchill, quien en perspectiva parece ser el candidato ideal, y del que Emma cree estar enamorada.

Y es que en toda esta historia los sentimientos de Emma parecen estar ocultos a la vista del lector, pero ocultos de una manera tan estudiada y sutil que solo Jane Austen podría reflejar. Porque no solo Emma aprende a querer a Mr. Knightley en el proceso, sino aquellos que leemos esta hermosa vivencia y que sabemos incluso antes que Emma cuan profundo es el amor que ella siente por él. Amor que es totalmente claro y que se presenta en el instante en que ella se da cuenta que tal vez, puede perderlo para siempre, cuando cree que él ya le ha entregado su corazón a alguien más…

Es Mr. Knightley un personaje digno de admirar, un amigo, un confidente, un compañero, el hombre que en sus perfecciones acepta las imperfecciones de los demás…

Para mí la pareja perfecta!

 

 

Pamela Chamorro

Jane Austen Chile