Finalmente se cumplió el plazo y como lo prometido es deuda aquí están los resultados del concurso. Quiero agradecer antes a todas las participantes se pasaron!!!

1er Lugar: Set de Postales + Set de marcadores de libros + Bolsita Jane Austen Chile: RUTH RIQUELME

2do Lugar : 1 Set de marcadores de libros + Bolsita Jane Austen Chile: CONSTANZA PILAR SILVA

3er y 4to Lugar: 1 set de marcadores de libros: PAULA DIEZ Y CAMILA GAHONA.

Para retirar sus premios por favor contactarnos a nuestro correo electrónico para darles la dirección de retiro.

Les dejo aquí el primer y segundo lugar

 

 

“Fue el año 2012, después de estar casi 8 meses sin trabajo, conseguí uno donde éramos  6 hombres y yo en el equipo de una empresa de informática. Mi jefe, mis compañeros no hacían agradable estar ahí y a la hora de almuerzo se dedicaban a ver películas y en ese horario y durante el día estaba en medio de sus conversaciones sólo entre ellos, me sentía muy sola. En una ocasión y en modo de broma uno de ellos me presto la película La casa en el lago, ahí descubrí que existía un libro llamado Persuasión y fue justo cuando me diagnosticaron por primera vez un tumor en una mama. Pase mi post-operatorio acompañada de la lectura, luego una amiga me hablo de la película Orgullo y prejuicio, creo que así comenzó todo. Fui comprando uno a uno cada libro y ellos me hicieron compañía en ese lugar de trabajo donde me sentía sola e incomprendida, porque tampoco era mucho lo que a ellos les conté de mi operación. Hoy ya no trabajo ahí.

Cuando conocí el grupo, algo dije de esto, hoy a 5 años y con 2 operaciones más (la última por el mismo motivo que la primera vez) me sigo sintiendo acompañada por ella, siempre en mi mochila hay un libro de Jane, mi marido me reclama por el peso, pero yo me siento bien, porque si tengo oportunidad lo saco y lo leo, lo marco con un lápiz mina que tengo.

No fui nunca de leer mucho, es más me siento muy ignorante y me falta mucho por aprender, me gusta el grupo porque siento que puedo tener la visión de distintas personas, aprendo y comparto muchas cosas que se conversan.

Finalmente, y volviendo a cómo conocí a Jane, a nuestra querida Jane, quiero agregar que Persuasión es mi favorito, lo será siempre, tal vez por el momento en que lo leí y por qué no decirlo y reconocer que me identifico mucho con la historia de Anne Elliot, pero esa historia dejémosla para otra ocasión.”

Ruth Riquelme

Me habría encantado poder narrar a través de estas escuetas líneas un sublime encuentro con las letras de Jane Austen. Un relato que hiciera verdadera justicia al fuerte impacto que ha tenido su obra literaria en mí y en la forma de apreciar la vida de la mano de las complejas costumbres de la Inglaterra de la Regencia. Me habría gustado poder contarles con gran uso de retórica cómo un silente susurro femenino me ayudó a descifrar una de aquellas expresiones que se yerguen como verdaderos axiomas de la existencia a través de las elocuentes palabras que Marianne Dashwood, en la fabulosa serie de la BBC, quien reflexionando con melancólica sabiduría duramente adquirida tras su propia tragedia emocional en Sensatez y Sentimientos, expresaba: “No es la forma en que hablamos o sentimos lo que nos hace lo que somos, es lo que hacemos o no logramos hacer”.

Pero lamentablemente, y por más que quisiera adornar mis palabras con fanatismo locuaz, no sucedió de esta manera, tampoco fue a través de sus libros que encontré y comencé a disfrutar la compañía y amistad de mi querida Jane, ni mucho menos a través de los susurros de Marianne, Elinor, Emma, Fanny o Anne, sino que fue a causa de una invitación al cine de mi esposo para ver “Orgullo y Prejuicio” el año 2005 mientras aún vivíamos en la ciudad de Temuco.

Ambos quedamos con la sensación de haber descubierto un tesoro, o más bien, de habernos re-encontrado con algo que hasta ese entonces no sabíamos que habíamos perdido. Él, fascinado con los agudos y excelentemente bien logrados diálogos de los personajes, y yo, por haber conocido a Mr. Darcy, un amor a primera vista que rápidamente se volvió en platónico, en el exacto uso que Platón diera al amor, es decir: como “la motivación o impulso que nos lleva a intentar conocer y contemplar la belleza en sí”. Una visión que pareciera haberme acompañado desde siempre, de manera cómplice, tal como lo hace la luna con la noche.

Extrañamente, no es hasta estos momentos, mientras hundo mi pluma virtual sobre la tinta electrónica para escribir estas líneas, que me doy cuenta de la importancia que ha tenido cada obra literaria de Jane Austen, incluidas las cartas a su hermana Cassandra, películas y series que hemos compartido, analizado y disfrutado junto a mi marido… ¡¡me alegro de haber aceptado en aquella ocasión su invitación!!, invitación no sólo a ver y compartir un film de época, que tanto nos gustan, si no a la posibilidad de abrir de par en par esa puerta al mundo de Jane… juntos.

Constanza Silva

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *