Esta fue la segunda junta de Orgullo y Prejuicio que hemos hecho. Fue en el café Villareal, el cual no destacó precisamente por su servicio 🙁

Tuvimos dos nuevas integrantes Gloria y Pame (la tercera ya!), quienes fueron muy bienvenidas!. Como ya lo comenté en el grupo, había un enredo no menor con el tema de las fechas de creación de las novelas, las fechas de cuando se terminaron y las publicaciones. Finalmente nos dimos cuenta que Orgullo y Prejuicio o First Impressions (como la llamó en el comienzo) es la primera novela escrita en prosa y terminada como la conocemos hoy y es por esto también que el padre de Jane la ofrece a un editor en Londres (Thomas Cadell) el cual la rechaza. Elinor y Marianne probablemente también estaba terminada, sin embargo no estaba escrita en prosa sino que de forma epistolar, y luego de terminar First Impressions Jane la revisa y pasa a ser Sense and Sensibility como la conocemos hoy. Muchos años después, antes de publicar Orgullo y Prejuicio, Jane vuelve a revisarla acortándola.

El ingenio de esta novela nunca termina de sorprender y muchos creen que parte de su inspiración se debieron a los días en que conocío a Thomas Lefroy con el que ella misma confieza haber flirteado. Lo que realmente pasó con Lefroy probablemente nunca lo sabremos, lo cierto es que las fechas coinciden con la creación de Orgullo y Prejuicio, la interpretación cada uno la puede hacer.

Muchas comentaron en esta re lectura cómo los personajes empiezan a ser vistos con otros ojos a medida que se vuelve a leer la novela. Como siempre, la gran mayoría había leído varias veces la novela y tanto lo que uno va a aprendiendo acerca de la autora, como los análisis hechos e incluso la edad de cada uno va influyendo en la apreciación de la novela y de sus personajes al final de cada re lectura. Ciertamente la manera en que juzgamos los actuares de cada personaje influye mucho con la edad y la experiencia que la vida nos da. Charlotte Lucas es un gran ejemplo de eso, y hay varios defensoras de ella en el grupo, pues quién podría juzgarla si no vivimos en aquella época? si nunca experimentamos la presión de casarnos para tener una vida aparentemente estable? e incluso la Señora Bennet cae en este saco, si bien a la larga es el egoísmo el que la motiva (ya que si no casa bien a al menos una de sus hijas también sería la ruina de ella), su actuar respecto a sus hijas aunque adornado con histericísmo, gritos, y vulgaridad, tiene una base bastante lógica. Otro que sale menos dañado en análisis posteriores es Collins, si bien no es un hombre brillante ni mucho menos, es lo suficientemente inteligente como para asegurarse el patronaje de Lady Catherine y despelgar su estupidez de tal manera  que lo beneficia, al menos económicamente.

También sale como tema y es muy inevitable que esto pase las adaptaciones de television y cine. Muchas leímos el libro luego de haber visto al menos una adaptación y es inevitable no imaginar la cara de alguno de los actores al leer la novela, de hecho en mi caso, David Bamber no se me borra de la cabeza cada vez que aparece Collins. En este sentido Darcy es el que más cambia cuando leemos la novela, la verdad es que ese Darcy sexy que vemos en Colin Firth no existe en la novela, sino más bien aparece un David Rintoul.. con una rigidéz impresionante. Este hecho creo yo que también suaviza un poco las faltas de Darcy al comienzo de la novela ya que en realidad se porta miserablemente con Elizabeth, más allá de no tener culpa de los cargos que ella le imputa si es culpable de un comportamiento arrogante y orgulloso, ya que en definitiiva no puede pegarse portazo más fuerte en la cara como el que le da Elizabeth al rechazarlo, y se lo da por falta de humildad y nada más. Ya luego la formidable evolución que tiene al avanzar la novela la hemos discutido otras veces, y en eso radica gran parte de la genialidad de Austen, en la capaciad de sus personajes de evolucionar y aprender de sus errores.

 

1 Comentario

  1. Camila Gahona

    Hola! Disculpa cuándo es la próxima junta?
    Saludos

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *